Fuentes y recursos para la carrera investigadora

 

La Biblioteca pone a disposición de los investigadores diversas fuentes de información, tanto nacionales como internacionales, las cuales proporcionan un complemento importante en las diferentes evaluaciones. 

 

Acceso a las fuentes de información a través de la red inalámbrica de la UCLM (eduroam) o desde fuera de la UCLM (VPN, SIR)

Es importante saber que para acceder a las mismas debe estar conectado a Eduroam (Red Inalámbrica de la UCLM) o a la VPN (red privada virtual que permite convertir cualquier punto de Internet en una extensión de la red de la Universidad).

Por otro lado, el SIR (Servicio de Identidad de RedIRIS) es un servicio de identidad federada que permite al usuario identificarse en su institución y tener así acceso a todos los sitios web que mantienen una relación de confianza entre sí. Los miembros de la UCLM, utilizando su identificación electrónica (usuario y contraseña de la UCLM), tendrán acceso remoto y desde su domicilio a los recursos suscritos por la Biblioteca que estén adscritos al Servicio de Identidad de RedIRIS (SIR).

 

 Fuentes de información internacionales:

 

Fuentes de información nacionales: 

Cuadro resumen fuentes de información: (Cuadro en el que se incluyen las fuentes de información principales clasificadas de forma temática y por tipología documental

 

  • Herramientas para recoger, almacenar y organizar la información.
  • Citas bibliográficas: ¿Para qué citar?, Principales normas: APA, MLA, Harvard...
  • Gestores bibliográficos: ¿Qué son? ¿Para qué sirven? EndNoteWeb
  • Ciencia 2.0: Compartir la investigación, Compartir los recursos, Compartir resultados

 

 

Herramientas para recoger, almacenar y organizar la información.

Recogida de información

El paso previo a la realización de la investigación en sí supone la elaboración de un proyecto en el que se construye el objeto de estudio, desarrolla las hipótesis, el marco conceptual, el corpus o la muestra, las técnicas a utilizar, el calendario, los presupuestos necesarios, etc. Para ello nos podemos servir de:

Cronogramas para la gestión del tiempo:

Fuentes para la revisión bibliográfica, las más importantes son:

  • Catálogo de la Biblioteca Universidad de Castilla-La Mancha.
  • PLINIO. Metabuscador de la BUCLM.
  • REBIUN. Catálogo de la Red de Bibliotecas Universitarias Españolas.
  • WorldCat. El mayor catálogo en línea del mundo.
  • DIALNET. Hemeroteca virtual que contiene los índices de las revistas científicas y humanísticas de EspañaPortugal y Latinoamérica, incluyendo también librostesis doctorales, homenajes y otro tipo de documentos. El texto completo de muchos de los documentos está disponible en línea.
  • Google Académico. Buscador especializado en literatura científico-académica.
  • Recolecta. Plataforma que agrupa a todos los repositorios científicos nacionales. Se incluye también en la plataforma el repositorio institucional de la UCLM, RUIdeRA.
  • TESEO. Base de datos del Ministerio de Educación de las Tesis Doctorales realizadas en universidades españolas.
  • Bases de datos en las que aparecen citas de artículos de revistas científicas, libros, etc.: SCOPUS y WOS.

 

Una vez localizada la información, pasaremos a la obtención de los documentos, bien en nuestra biblioteca o recurriendo al Servicio de Obtención de Documentos (SOD) para los localizados en otras instituciones. Además, algunas fuentes y repositorios como Google Académico, Dialnet o RUIdeRA ofrecerán la posibilidad de descargar los artículos localizados a texto completo de manera gratuita.

 

Almacenamiento de la información

Cuando estamos realizando un trabajo de investigación nos pueden resultar de ayuda los servicios web de almacenamiento virtual, también conocidos como de almacenamiento en la nube o “cloud storage”.  Destacamos las siguientes herramientas:

 

Organización de la información

Para esta labor, utilizaremos los más importantes marcadores sociales (Diigo), gestores de notas (Evernote), guías de citas y referencias bibliográficas, así como los diversos gestores bibliográficos existentes en el mercado.

 

 

Citas bibliográficas

¿Para qué citar?

En un trabajo académico, con el fin de aportar rigor científico y cumplir la legislación vigente sobre propiedad intelectual, se deben incluir citas a las fuentes bibliográficas consultadas y usadas para su elaboración, así como incluir al final del trabajo una relación de las referencias bibliográficas (bibliografía). De esta forma el investigador da a conocer de dónde toma la idea y posibilita acudir a la fuente original para contrastar o ampliar la información.

¿Cómo citar?

Existen diversas normas internacionales al respecto, la elección de un estilo u otro dependerá, entre otros factores, del área de conocimiento, de las indicaciones del tutor, así como del congreso o la revista donde se vaya a publicar. 

Los estilos de citas o normas internacionales más importantes son:


 

 

Gestores bibliográficos

¿Qué son?

Un gestor bibliográfico es una herramienta que permite crear, mantener y organizar una base de datos propia en la que integrar las referencias seleccionadas para elaborar un trabajo, evitando tener que conocer cada una de las normas o estilos de cita a aplicar. 

¿Para qué sirven?

Los gestores bibliográficos son programas que ayudan a crear y gestionar citas documentales de diversos materiales, facilitando además la incorporación automática de dichas citas en notas al pie de página y bibliografías utilizando gran variedad de estilos.

Sus características más destacadas son: 

  • Crear referencias manualmente o capturarlas de diversas fuentes de información.
  • Gestionar dichas referencias: buscar, editar, organizar, compartir, localizar las duplicadas y eliminarlas.
  • Insertar citas en un manuscrito y elaborar bibliografías en diversos estilos.
  • Exportar las referencias a otros gestores bibliográficos o enviarlas por correo electrónico.
  • Disponer de una biblioteca digital en el propio gestor, al poder acceder al documento directamente con el archivo adjunto o haciendo clic en el enlace del registro. 

Los gestores bibliográficos más populares actualmente son Refworks, Endnote, Mendeley, Zotero y Citeulike

La Biblioteca de la UCLM ofrece el gestor de bibliográfico EndNoteWeb, que le permite crear, mantener y organizar una base de datos propia en la que integrar las referencias seleccionadas para elaborar su trabajo, y le facilitarán el desarrollo, de forma automática, de la lista de referencias bibliográficas, en diferentes formatos, al final del mismo. Más información

 

 

Ciencia 2.0 

Qué es la Ciencia 2.0

Supone la aplicación de las tecnologías 2.0 y todas las ventajas de la web social al proceso científico e investigador. El desarrollo de la web social se ha establecido como el canal más eficaz para la difusión y la divulgación del contenido científico en la red.  El objetivo es llegar a una audiencia lo más amplia posible para aumentar la valoración social del trabajo investigador. Conocer a qué se están dedicando nuestros colegas y favorecer el que ellos también conozcan nuestra producción científica, articula el concepto de lo que conocemos como Ciencia compartida.

Podemos aplicar la web social y las tecnologías 2.0 a la investigación en tres grandes ámbitos, siguiendo la clasificación realizada en el documento sobre Ciencia 2.0. realizado por REBIUN:

 

1.- Compartir la investigación

Las redes sociales aplicadas al ámbito de la investigación ofrecen aquellos servicios que un grupo de investigación demanda: sistemas de comunicación, medios para compartir recursos, almacén de documentos, foros de discusión, etc.

Redes Sociales Generales

FACEBOOK. De carácter general, pero ofrece la posibilidad de crear grupos para debatir y compartir todo tipo de información.

TWITTER. Microblog caracterizado por la sencillez y la comunicación directa que nos posibilita seguir a otros usuarios, establecer relaciones, valorar mensajes de otroS investigadores y crear listas de contactos.

Redes Sociales Profesionales

 
 
 
 
 
 
 
 

LINKEDIN. Es la red social de perfil profesional más utilizada en todo el mundo. Tener un perfil en LinkedIn es una de las mejores cartas de presentación profesional en   Internet.

Redes Sociales Científicas

RESEARCHGATE. Red social científica que permite a los investigadores subir sus trabajos a texto completo para aumentar su visibilidad e impacto.

ACADEMIA.EDU. Red social de carácter multidisciplinar que permite publicar el texto completo de artículos, conferencias, libros, charlas y otros recursos de investigación.

 

2.- Compartir recursos

Una de las características fundamentales de la ciencia abierta es la de permitir a los investigadores compartir aquellos recursos de información que han utilizado para sus trabajos y que pueden ser de utilidad para otros científicos que se encuentren dentro su mismo ámbito de conocimiento. Ejemplos significativos en esta categoría son:

  • La gestión de referencias bibliográficas con herramientas como Endnote o Refworks.
  • Compartir enlaces a través de favoritos sociales dentro de la llamada web social: Mendeley , Citeulike, etc.
  • Los índices de citas: Existen varios servicios para conocer las citaciones de un artículo científico, entre los que destacan los internacionales Web of Science y Scopus. No obstante, las tecnologías 2.0 están ofreciendo también una serie de productos queposibilitan la inclusión de comentarios y valoraciones: CiteSeerx, Microsoft Academic Search y sobre todo, Google Académico.

 

3.- Compartir resultados

La difusión de todos los contenidos científicos juega un papel fundamental para ser reutilizados por el resto de investigadores y con ello, obtener un mayor aprovechamiento de los recursos (especialmente aquellos proyectos financiados con fondos públicos), evitando duplicar estudios con resultados similares. Podemos destacar los blogs y las wikis científicas, a través de los cuales se publican avances en investigación y se reciben comentarios de investigadores afines; los servicios de noticias científicas, integrados dentro de la ciencia abierta y que igualmente permiten comentarios, valoraciones y redifusión de contenidos; y las revistas, bases de datos o repositorios institucionales donde se ofrece acceso abierto a la producción científica. Por último, los bancos de datos.